Estuche de 6 Botellas de 0.75 litros de aceite de oliva virgen extra coupage.

Gallardoliva AOVE «Coupage» es seleccionado de entre los primeros aceites de máxima calidad elaborados a principios de campaña y que han sido obtenidos únicamente por procedimientos mecánicos, tras una rápida molturación y extracción en frío, que favorecen la conservación óptima de sus cualidades organolépticas.

Se trata de un aceite de categoría superior, con una acidez inferior a 0,3%, de color verde-dorado, resultado del coupage de tres variedades principalmente, Picual, Hojiblanca y Arbequina y que destaca por un frutado intenso de matices verdes y un picor y amargor armónicos y persistentes. Su sabor y aroma frescos presenta claras notas herbáceas, con toques de tomatera, higuera, alcachofa, hojas de olivo, hierba recién cortada y cáscara de plátano.

Por su intenso aroma y sabor frutado, este aceite es ideal para su consumo en todos los platos y especialmente recomendable, para su uso en crudo (ensaladas, tostadas, etc.), así como para elaborar entre otros, salsas, pescados y carnes.

Tipo de envase:
Cristal

Cantidad:
0.75 litros.

Variedades de aceituna:
Picual, Arbequina y Hojiblanca

48,00 


Pagos Seguros
Envíos Rápidos
Calidad Suprema

Frutado: Verde suave.
Atributo: Picante medio.
Defectos: ninguno.

El Aceite de Oliva Virgen Extra es uno de los pocos alimentos que no caduca nunca aunque si tiene una fecha de consumo preferente a partir de la cual empieza a perder propiedades.

Pese a no tener fecha de caducidad, si no se conserva correctamente, su sabor, aroma y color pueden verse afectados y mostrar algún defecto perceptible entre los cuales el más común es el enranciamiento, que en ningún caso supone un peligro para nuestra salud.
Por eso, hay consejos para conservar mejor el aceite de oliva virgen extra y así mantener todas sus cualidades y propiedades intactas.

Evitar el calor. Es muy importante mantener los envases con aceite de oliva virgen extra alejados de cualquier fuente de calor. Una exposición prolongada al calor puede provocar la evaporación de los diferentes alcoholes presentes en el aceite de oliva virgen extra, deteriorando su textura y haciéndola más ligera. Por esta misma razón, siempre es recomendable mantener el aceite de oliva virgen extra en un lugar fresco y seco (con poca humedad), y que mantenga una temperatura más o menos constante.

Protegerlo de la luz. La luz directa es otro de los aspectos que más afectan a la composición del aceite de oliva virgen extra, por eso es recomendable guardar los envases de aceite en un lugar oscuro o con muy poca luminosidad. También está la opción de comprar directamente el aceite de oliva virgen extra en envase de lata o botella de vidrio grueso de color oscuro.

Mantener el envase cerrado. Aunque el aceite de oliva virgen extra contiene numerosos componentes que actúan como antioxidantes naturales, si se deja que éste entre en contacto prolongado con el oxígeno del aire, finalmente acabará rancio. Por tanto, es muy importante que el envase esté cerrado herméticamente.